Maite Farreres

El arte de Maite Farreres es la perfecta conjunción de un talento innato, una sólida formación académica y una inspiración incesante, con la inquietud de experimentar nuevas fronteras en sus trabajos.

Tras una primera época en la cual exploró el acrílico con una pincelada de influjo neoimpresionista, centra actualmente sus trabajos en la acuarela combinada con tinta china.
Su técnica, a primera vista desenfadada y espontánea, solo puede ser fruto de una extraordinaria habilidad con el pincel, pues le permite dibujar el esbozo directamente en tinta china, sin preparación ni guías de proporciones o perspectivas. Por todo ello, las obras de Maite son esencialmente frescas, desenvueltas, dejando al espectador la posibilidad de completar, imaginariamente, las líneas del dibujo, personalizando así la contemplación del cuadro.

Con una paleta de colores ilimitada, Maite elige lo más adecuado para cada ambiente, sin renunciar a incluir la reserva como un trazo más de su pintura.

Su práctica creativa ha evolucionado desde el paisaje urbano, con especial énfasis en el diseño arquitectónico, a la generación de ambientes-interiores o exteriores-donde el protagonismo de los personajes se comparte con el escenario cotidiano de calles, plazas o cafés.

Como viajera apasionada que es, Maite nunca deja de encontrar inspiración en los ambientes que frecuenta, lo que traslada después al estudio para plasmarlo en su obra.

Obras